viernes, 6 de marzo de 2015

El Cordero

                                                      EL CORDERO



Regularmente cuando pensamos en la figura de un cordero,  no nos evoca o representa poder o victoria, la mayoría de la gente prefiere símbolos de fortaleza que generen admiración.
Cuando Jesús es llamado El Cordero de Dios en Juan 1:29 y Juan 1:36, es en referencia a que Él es el perfecto y último sacrificio por el pecado.

<< El cordero que fue inmolado es digno de tomar el poder, las riquezas, la sabiduría, la fortaleza, la honra, la gloria y la alabanza>>  (Apocalipsis 5:12)


Sabemos que la Cuaresma es el tiempo de meditación o reflexión, es un tiempo privilegiado para intensificar nuestra relación con Cristo Jesús.  Querida lectora, te invito a que seriamente te des un tiempo con El Señor, además de planear las vacaciones de Semana Santa. Tiempo especial para acercarte más a Dios, de tal manera que conozcamos mejor la palabra, leyendo la Biblia, para  que podamos ser personas más amorosas, en nuestro trabajo y nuestro hogar, no solo durante estos 40 días, sino toda nuestra vida.