domingo, 18 de noviembre de 2012

Prresentando el Equipo: Kathy Humes


Por Mara:  He conocido a Kathy recientemente, desde que mis hijas empezaron a ir al colegio donde enseña su esposo.  Su casa es un refugio del mundo afuera.  Tiene mucho talento y lo utiliza para enseñar a muchas mujeres, como 40, que o vienen a su casa o están en algunos barrios necesitados de Madrid, donde aprenden con la meta de conseguir un trabajo.  Que labor más bonita.  Es un gusto tenerla entre nosotras. 


Ayer mostraba un de los álbumes de scrap a un de los 4 estudiantes residentes en mi casa.  Cuantas memorias ...



No vengo de una familia de tradición cristiana pero me enviaron a una escuela cristiana.  Allí, cuando tenía 7 añitos, dediqué mi vida a Jesús.  Pasé 8 años en este colegio que me permitió crecer en la fe y prepararme para afrontar la vida.

Algunos años después me casé.  Cuatro años más tarde nació una hija ... un sueño hecho realidad ... yo siempre tuve el deseo de constituir una familia y crear un hogar caluroso donde mis hijos pudiesen crecer seguramente.   Dos años después nació un niño, Morgan.  Cuando él tenía 6 meses se ahogó con un juguete.  Un momento tan dificil.   



Después de este acontecimiento marcante en nuestras vidas, tuvimos tres hijos más:  Adrianna en 1991, Ethan en 1993 y Andrew en 1998.  Todos planeados y queridos.   Eduqué a mis hijos en casa, lo que se llama "homescholling", movimiento que va ganando adeptos poco a poco en España.  



Mis hijos ahora están, casi todos, independientes.  Como a mi marido y a mí, nos encantan los niños, nos hemos ofrecido para acoger estudiantes del colegio internacional donde él enseña.  Sus padres tienen sus trabajos en otras provincias o países y necesitan un lugar para vivir mientras estudian. 



Estos cuatro chicos (3 chicas y 1 chico) son de 4 continentes diferentes.  Nos encanta el ambiente internacional que tenemos en casa.   Tengo el gusto de poder recrear el ambiente coluroso que tenía con mis hijos, ahora con estos.  En casa siempre habrá una vela encendida, algo cocinando, personas hablando alrededor de la mesa, música clásica ... todo eso me hace pensar en la belleza de Dios y en Sus promesas.  



Yo empecé a hacer patchwork cuando mis hijos crecieron y ya querían ropas de las tiendas.  Hasta entonces les hacía las ropas.  Empecé a hacer pequeños proyectos.  Mi inspiración en la verdad empezó con mi abuela.  Siempre la vía sentada cosiendo trocitos de telas.  Yo heredé uno de sus proyectos que faltaba acolchar.  Eso me motivó a aprender y mejorar mi técnica.  



Cuando nos mudamos a España, viajábamos mucho, y he decidido coser mientras mi marido conducía por toda España.  Un día me fue a la tienda con mi hija e dije que iba finalmente hacer una colcha y quería eligir telas.  La atendiente me dijo que lo iba disfrutar tanto que pronto sería un vicio en mi vida.  Una afirmación correcta. 

Con mis compañeras de patchwork

Hice un par de cursos y hoy disfruto de enseñar a otras mujeres este arte tan entrañable.  A parte de enseñarles el patchwork, espero poder motivarlas a ser todo lo que Dios quiere que seamos:  buenas madres, esposas, amigas ... 



Como madres, estamos educando la próxima generación de líderes, podemos influir grandemente en sus vidas, la labor más importante que quizás hagamos en nuestras vidas.  Espero contribuir a esto también en el blog. 







3 comentarios:

Mara dijo...

Agradecida por el hecho que quieras participar de este blog. Tienes un montón de cosas por hacer ... antecipando lo que vamos aprender contigo. Besos.

Sueli Pinheiro dijo...

¡Es un gusto tenerla entre nosotras!
Bienvenida!

Rosa Maria de Oliveira del Pino dijo...

Gracias Kathy Por contarnos un poquito de tu vida! Me encanta conocer personas como tu!
¡Seguro que será una grande bendición en nuestras vidas!