miércoles, 25 de enero de 2017

Conociendo el significado del matrimonio para recapacitar sobre las expectativas

El significado del matrimonio.  Este es el título de un buen libro que estoy leyendo. Me gustaría compartir con vosotras algunos pensamientos.


El significado del matrimonio ha ido variando a lo largo de los siglos. El antiguo ideal del matrimonio era una unión permanente, y su propósito era el amor mutuo, la procreación y la protección. Esta idea ha cambiado, y ha dado paso a una nueva realidad, en la que el matrimonio se contempla como un contrato para la gratificación personal.

También es muy común el “matrimonio yo”, donde se ve el matrimonio como vehículo de realización personal , lo que lleva a esperar demasiado de la experiencia marital, sin esperar las cosas que sí puede aportar.

Se habla mucho de encontrar a la persona ideal, a la “media naranja”. Pero, ¿ realmente existe esa persona ideal ? . Si pensamos que nos hemos casado con esa persona ideal, dejemos que pase el tiempo y veamos cómo cambia. El matrimonio conlleva un cambio ineludible una vez iniciada la convivencia. En el transcurso de los años debemos aprender a amar de nuevo a una persona que ya no es la misma con la que me casé, porque habrá cambiado. Entonces habrá que hacer ajustes por parte de los dos. Estos nos pueden llevar a una relación más fuerte , más real y más feliz , pero no porque nuestra pareja sea la ideal, porque no lo es.

Otro factor que se da muy comúnmente, es una cierta “alergia” al compromiso , ya que se busca a la persona perfecta, con quien congeniar y ser totalmente compatible. 

Y debido a que nuestra sociedad ha dejado a Dios de lado, las áreas que antes eran satisfechas por la fe, ahora lo tienen que ser por la pareja. Esperamos demasiado del cónyuge, cuando ciertas necesidades sólo pueden ser satisfechas por Dios.

El autor nos recuerda que en la Biblia se habla del misterio del matrimonio, y lo compara con la relación de Cristo y sus seguidores. El matrimonio, según Dios, no concuerda con ninguna de las dos ideas del matrimonio expresadas al principio. El cristianismo no nos demanda elegir entre realización personal y el sacrificio de todos nuestros deseos por el otro, sino, por el contrario, se trata de una plena realización en generosa entrega mutua . La comprensión del evangelio nos ayudará a experimentar en mayor profundidad la relación de pareja. El matrimonio es el vehículo idóneo para remodelar nuestros corazones de dentro hacia fuera, dando un sólido fundamento para la vida compartida.

***

Reconecta con tu pareja.  OK, San Valentín es un festivo comercializado y no tiene raíz en la cultura española.  Lo que nos gustaría proponer es que durante el mes de febrero (independiente de una fecha especial) hicieras un esfuerzo especial en reconectar.  La vida misma es responsable que a veces nos distanciemos.  

Hoy os proponemos que organices una cena romántica.  Sigue este enlace para tener algunas ideas:  




No hay comentarios: