miércoles, 5 de octubre de 2016

Sirviendo en familia ...

Esta fue una publicación de mi blog de hace unos años, donde hicimos marca-páginas para niños enfermos de cancer .  La foto de mi hijo está bastante diferente de la realidad hoy así que aquí pongo una más reciente:


Christopher, en la Plaza Mayor, este verano.
Después de presumir quisiera animaros a buscar oportunidades para servir a la gente, junto a vuestros hijos.  En el momento de la publicación abajo, el cortar y pegar papeles le parecía divertido.  Con el pasar de los años hemos adaptado estas actividades.  Estos son algunos ejemplos:


1. Servir en un albergue de peregrinos en el camino de Santiago: nuestros hijos han limpiado, cocinado, servido, etc.  Hemos conocido muchas historias, aprendemos de muchas culturas, etc.  
2.  Visitar una casa de ancianos durante las Navidades:  hemos ido armados de guitarras, panderetas, poemas y música.  Hemos recibido más que hemos dado.
3.  Han servido de voluntarios en los campamentos que hacemos en cada verano, cuidando de niños y mostrando todo el carácter que están desarrollando.

Otras ideas, dependiendo de la edad que tengan:  
1. visitar personas enfermas en casa o en el hospital cuando sea seguro.
2. limpiar el parque del barrio en familia, recogiendo la basura.  Quien sabe se empieza una buena costumbre entre todos los vecinos.
3. dar la bienvenida verbalmente a nuevos vecinos, a nuevos compañeros del colegio.  Se puede invitarles para una merienda, etc.  Eso puede cambiar por completo la experiencia de este niño.
4. agradecer verbalmente a profesores que les han impactado.  Hay muchos buenos profesores que necesitan una palabra de ánimo para continuar haciendo el buen trabajo que hacen. 

UNA LECCIÓN QUE HE APRENDIDO:  a veces pensamos que por que las cosas tienen sentido común, son obvias a los seres humanos, lo hacemos nosotras, ellos lo saben.  He comprobado que eso no es verdad.  Hay que hablar, explicar el por qué de las cosas, cómo portarse, lo que decir o no ...

Creo que pensamos que ellos lo saben pues conviven con nosotros.  Entre el despiste y la inmadurez, a veces no es el caso.  Nos necesitan recordándoles los modales, sobre las buenas acciones, etc.  Y todo eso, acompañado del buen ejemplo nuestro, va tener su efecto.  ¡Os prometo!  Ahora os dejo con este proyecto sencillo de marca página para hacer y regalar:
  
No sé si puedo llamar este proyecto de punto de libro, siendo que es más como una rinconera.  Lo haré, pues sirve el mismo propósito.  

Mi hijo, durante las vacaciones de la Semana Santa se animó ayudarme siendo que queríamos participar del Reto 3 Flores, que consiste en hacer puntos de libros infantiles que serán repartidos entre los niños ingresados en la planta de oncología infantil del Hospital de Sant Joan de Deu, el el día de Sant Jord.
Así que este es el resultado:





No es nada difícil, pero si alguien necesita algo de ayuda, aquí está:


Espero que os haya gustado.  Yo estoy muy contenta en poder participar de este esfuerzo, traer una pequeña ilusión en la vida de estos niños.


"Así que, según tengamos oportunidad, hagamos bien a todos."
Gálatas 6:10