viernes, 1 de julio de 2016

La belleza de la madre que agrada al hijo ...


Mamás ...

Hoy me dirijo a vosotras, madres con niños pequeños. 

He observado que los niños, por extraño que parezca, notan nuestra aparencia. 

Una vez que estaba maquillando de una mujer joven y su hija de 10 años miraba fijamente y, a medida que hacía mi trabajo, la niña comenzó a felicitar a su madre, hasta el punto de empezar a sacar muchas fotos con el teléfono. Me di cuenta de que estaba simplemente impresionada por la belleza de su madre. 

Cuando terminé, la chica hizo la pregunta: "Mamá, ¿por qué no te quedas siempre así?"

Me pareció interesante su pregunta y estuve pensando a respecto ...


1) Tú, cuando te levantas por la mañana, ¿apartas un tiempo para ti?

2) Cuando buscas tu hijo en el cole, ¿tienes cuidado al vestirte, poniendo una ropa limpia y adecuada?

3) ¿Te preocupas con tu maquillaje?


¡Que tus hijos se sientan orgullosos de ti y no se avergüencen de tu apariencia!


Comparto un sencillo consejo que suelo dar a las mujeres que no tienen la paciencia para maquillarse: 


Utilice un protector solar con color, por lo que te protegerá y dejará tu piel con un color uniforme; todo eso con un solo producto. Pasar un blush para evitar el aspecto pálido que deja el protector con color, y terminar con una barra de labios de su elección.


Este es sencillo, pero va a hacer mucha diferencia.


Se levantan sus hijos y la llaman bienaventurada;
Y su marido también la alaba:
Muchas mujeres hicieron el bien;
Mas tú sobrepasas a todas.

Proverbios 31:27-28

¡Qué bonito es ser elogiada por nuestros hijos!

Sin embargo, no seamos mujeres cuya belleza exterior supera a la interior. Que nuestro corazón esté adornado con la belleza de Cristo.


No hay comentarios: