miércoles, 6 de enero de 2016

GENTE TÓXiCA, por Bernardo Stamateas (libro)

La Biblia dice: 



Algunas pinceladas del libro “Gente Tóxica”. Algunas personas tóxicas.
El neurótico: Como el autor Bernardo Stamateas menciona la raíz de la neurosis se encuentra en la infancia, en experiencias no resueltas y que llevan a una serie de conflictos que marcan las forma de actuar, sentir y ser. Por lo tanto, estamos frente a una persona inmadura. Su angustia por la perfección y por evitar los errores es más elevada que lo normal. Buscan ser el centro, llamando constantemente la atención.  Por lo general, son personas que hoy están bien y mañana mal, considerar que el mundo los hizo mal , quequieren cambiar, pero que el mundo y la vida no le dejan. Desean ocupar puestos de liderazgos y les llevará a querer cumplir metas irreales.. Si no lo consiguen optan por decir que le han rechazado o e por decir lo maravillosa que fue su niñez.  Desean participar en todo para que le reconozcan lo que le deben los demás.  Por un lado, se consideran autosuficientes, pero por otro, buscan el reconocimiento de los demás de que no comete errores en ningún momento. Por estas razones, la actitud de una persona neurótica puede ser: perfeccionista, conflictiva, egoísta, inteligente, agresiva, extremista e infantil; expresando aquellas frases: “si no me das lo que te pido, me voy”; “si me dejas, me mato”; “me tienes que dar todo lo que quiero” “¿dame todos los detalles, desde que llegaste a la fiesta”. Todo esto encierra un sentimiento de inferioridad que se traduce en la necesidad de controlar, demandar y quejarse.
El chismoso:  En realidad, el chisme existe desde antes de la escritura. Es el “boca a boca”. Para bien o para mal, los oímos. Pueden destruir personas , familias enteras. El chisme proviene del rumor, que es una información no confirmada de un cierto acontecimiento. Pero resulta tan seductor, fascinante, atractivo que hipnotiza, atrae y destruye. Un vertiente de origen del rumor radica en nuestra percepción de la realidad, por eso cuando oímos o nos dicen cosas, podemos reducir y concretar la información, podemos acentuar un aspecto del contexto o podemos asimilarlo y darle una mejor forma para que cada vez sea más creíble. Frases como “viene de una fuente fiable”; “no te lo diría sino fuera porque…”, “se dice que”. Pero siempre será evitar el silencio y qué mejor que hablar de otros. Puede venir el rumor en diferentes formas; por ejemplo sigilosos, impetuosos o sumergibles. El chismoso lo que busca es agradar al otro buscando cómplices alternativos, trata de encontrar prestigio y aliados. Un día hablará mal del que tiene a la derecha y otro día hablará mal del que tiene a la izquierda.
Queridas amigas, será inevitable que nos vengan nombres, caras o situaciones conforme vayamos leyendo el libro e identificando a las personas tóxicas. Este libro nos sugiere ideas prácticas que en resumen tienen que ver con  ¡seguir adelante con nuestras vidas, ser transparentes en nuestra vida diaria! alejarse de estas personas de forma sabia y madura sin caer en el mismo error que ellas cometen, evitar entablar relaciones personales con estas personas pues a mediano o largo plazo te destruirán. 
Aquí os dejo un sabio consejo del Señor Jesucristo, atemporal y válido en cualquier situación o momento de nuestra vida diaria




Hasta la próxima entrega con otro interesante libro.

No hay comentarios: