sábado, 21 de noviembre de 2015

Aprender a ser agradecida - y una receta: Bizcocho de Maíz

Hola chicas que ganas tengo de hablar con vosotras.
Hoy estaba pensando en compartir algo sobre Inteligencia Emocional

Es un tema que me apasiona y que  me esfuerzo en enseñar mis alumnos.
Saber agradecer es una habilidad emocional. Estar agradecido es reconocer y respetar a las personas que nos hace algún bien! Cuándo agradecemos reconocemos que la otra persona ha hecho un esfuerzo extra para nos regalar algo, sea su tiempo, su atención, sus recursos y su consideración. Ser agradecido es ser empático, es tentar comprender los sentimientos de la otra persona, es reconocer y valorar su esfuerzo.


Siempre cuándo miramos al cielo y vemos tardes como a las que tuvimos esta semana, dejemos que nuestro corazón  eleve una oración a Dios.

Este año Dios nos dio nuestros primeros nietos y estamos muy agradecidos a Dios! Qué maravilla es poder ser abuela e ver los hijos de nuestros hijos!
Pero hay pequeñas cosas en la vida que podemos agradecer tales como: tomar café con una amiga, poder  contemplar con nuestros propios ojos los colores intensos del otoño, que maravilla!
Este año he aprendido ser agradecida por no cojear, después de cojear por 6 meses por una fractura de menisco. Nunca había dado gracias a Dios por no cojear...

Y he aprendido también a descubrir beneficios  en mis heridas emocionales. Nunca había pensado que  encontraría algún beneficio pasar una infancia separada de mi madre y hermanos.
Más leyendo un libro de  Guy Winch psicólogo y columnista del New York Times me sentí retada poe él a encontrar  estos beneficios. Me resistí 3 días, pero después  los encontré y pude agradecer a Dios por cada beneficio, luego  me sentí restaurada y feliz por haber podido agradecer.
En el último jueves de Noviembre se conmemora  el Día de Acción de gracias y en nuestra familia hacemos la cena  cada año y invitamos a amigos  que participen con nosotros.



Os hago una invitación,  pida a Dios un corazón agradecido. Aprenda a agradecer en casa, a los hijos por los esfuerzos en mantener sus notas, por  tener paciencia, por vestirse solos, por  ayudar a mamá o a papá. Tenemos que buscar pequeñas cosas y agradecer. Ya verás cómo cambian su humor y su comportamiento.
También busquemos el hábito de agradecer al esposo y a las personas que convivimos. Tenemos la costumbre de mirar los defecto con una lupa  y las calidades con una lente de achicar.

"Bendice alma mía al Señor y no olvides ninguno de sus beneficios"
Salmos 103:2

Una receta ...Bizcocho de Maíz


Ingredientes: 
3 huevos 
1 lata pequeña de maíz 
8 cucharadas soperas de harina de trigo 
1 1/2 taza de Azúcar 
5 cucharadas soperas de coco 
4 cucharadas soperas de queso rallado 
1 cuchara sopera de levadura Royal 
1/2 taza de aceite de girasol 


Modo de hacer: Mezclar en bol los ingredientes secos y poner en un bol el aceite, el azúcar, los huevos y la lata de maíz y triturar todo con la minipimer. Añadir los líquidos en el bol con el coco, el queso , la harina y la levadura. Untar y enharinar un molde.
Precalentar el horno 180 C y hornear por 25 minutos

Rosa