miércoles, 11 de febrero de 2015

Trayendo chispa al matrimonio ...

Artículo adaptado del original: Familia.com.br
Fotos en Pinterest

En ocasión de San Valentín, aprovecho para hablar de algo que debe estar en la agenda todo el tiempo. El matrimonio no puede ser descuidado. 





Imagina que tienes un jardín y no lo riegas, no retiras las hierbas malas, no remueves las piedras que puedan estorbar el crecimiento ... ¿qué va a pasar? Ya lo sabes ... 



Esta es la realidad de toda relación: las palabras tienen mucho valor. La Biblia dice que la lengua es un instrumento que sirve para el bien o para el mal. Yo aconsejo que la utilicemos para llevar una buena relación dentro del matrimonio. 

Te propongo una prueba. Pronuncia alguno de estos diez elogios a diario y verás la diferencia en tu marido. Los hombres no tienen la reputación de ser buenos comunicadores. Tienen necesidades emocionales y cuando son suplidas, eso les anima a dirigirse hacia lo que podemos llamar "nuestro hombre ideal." Vale la pena hacer la prueba y ver lo que pasa, ¿verdad?

1. Soy feliz por haberme casado contigo.
Ellos necesitan sentirse seguros en el matrimonio, necesitan una comunicación directa, sin rodeos. Dilo en el momentos que menos se lo espera, sin que tenga que hacer algo para merecerlo. Los elogios espontáneos parecerán más genuinos y sinceros. 




2. ¡Admiro tu esfuerzo por proveer para nuestra familia!
Los hombres, digan o no, evalúan su papel por la manera que proveen total o parcialmente para la familia. Reconocer el esfuerzo de cualquier persona es importante, especialmente cuando se trata de un hombre. 


3. ¡Estoy muy orgullosa de ti!
Tienes que ser su fan número uno. En la vida diaria, él oirá muchos comentarios negativos que le intentan derribar. En el hogar, le vendrá bien saber que es admirado. Se sentirá más seguro de si mismo para afrontar el mundo. 


4. ¡Eres un papá estupendo!
Si tienes hijos, comenta cómo admiras su esfuerzo para ser un buen papá. La sociedad quizás ponga más importancia al rol de la mamá, pero sabemos que él tiene un papel importantísimo en la vida de tus hijos. Díle lo buen padre que es. 


5. ¡Qué actrativo eres!
Nosotros todos cambiamos con el tiempo. Es importante que sepa que los cambios no le hacen menos atractivo para ti. Por lo general, los hombres demuestran su amor a través de la intimidad física, es importante que sepan lo que piensas de su apariencia. 


6. ¡Gracias por arreglar las cosas ...!
Es importante agradecer lo manitas que es. No importa su nivel de capacidad en esta area, se sentirá muy bien sabiendo que su esfuerzo no pasa desapercebido. 


7. ¡Gracias por ayudar en casa!

No importa cuanto haga, cada vez que se esfuerza en ello, muestra tu gratitud. La tendencia es que trate de hacerlo más veces para oír lo mismo. Ojo, no busques la perfección pues esto no es bueno para nadie. 


8. ¡Tú me haces reír!
Dile que él trae mucha energía positiva que ilumina tu día. Aunque él sea más callado, puedes darle un cumplido por lo bien que lo pasas estando con él. 


9. ¡Eres muy fuerte!
La próxima vez que lleve una carga, las bolsas de la compra, puedes decirlo. :) Ellos viven para recibir cumplidos. Haciendo esto tú, de forma genuina, puedes esperar reciprocidad pronto. Haz la prueba. 


10. ¡Me encanta pasar tiempo contigo!
La vida es dura y pasa muy rápidamente, no dejes de decirle que con él disfrutas ver el tiempo pasar. Entra en su mundo y vive aventuras con él. Que seais los mejores amigos. 



La Biblia nos enseña mucho de ser positivos en los comentarios que hacemos y que seamos genuinos en lo que decimos.  Debemos actuar así en todos los niveles, cuanto más en nuestra familia y matrimonio.  Se hace gratuitamente, sin querer nada a cambio, pero verás que el cambio vendrá.  Seguid estos pasos y tened paciencia. 


Efesios 4:29

No salga de vuestra boca ninguna palabra mala, sino sólo la que sea buena para edificación, según la necesidad del momento, para que imparta gracia a los que escuchan.