sábado, 14 de febrero de 2015

El amor y la intimidad

Ah, si me besaras con los besos de tu boca ...
¡Hazme del todo tuya! ¡Date prisa!

    ¡Llévame, oh rey, a tu alcoba!

Cantares 1. 1-4


Hay un libro en la Biblia que es considerado un libro poético. Habla de un romance entre un Rey y una  jovencita recién casados y hace alusión al amor entre Dios y nosotros. 
Así es Dios, está siempre pendiente para ayudarnos a comprender Su amor hacia nosotros.
El libro va describiendo la relación entre los novios, su deseo de estar juntos, las palabras que se dirigen el uno al otro y todo el clima romántico que existe entre una parejita que acaban de unirse.
Dios ha dado este libro para que yo pueda comprender que El me busca, tiene deseo de estar conmigo, disfrutar de mi compañía y llevarme a intimidad con Él. 

Estar en la intimidad con el novio, en su habitación, implica no tener pudores y estar desnudos, también tener libertad de disfrutar de sus besos y abrazos. ¿Quién no ha vivido estos días en que todo lo que más queremos es estar juntito al amado?
Con Dios pasa lo mismo, solo que la relación es espiritual y no física. Estar desnudos ante Dios es estar con el corazón abierto revelándose por completo, dejándose mirar y aceptar todo el amor que llega hacia nuestro corazón, llenando de esperanza, calma, satisfacción, seguridad y un profundo sentimiento de ser amado.

Así es como me siento en estos últimos días. Lo veo buscándome, acercándose por todos los lados, atrayéndome a su presencia. 
¿Que hago entonces? 


Me pongo en un sitio tranquilo donde esté sola y me quedo allí, callada en meditación, leo la Biblia, que es donde me habla Él. Hablo con Él en oración desde el más profundo de mi ser, con mis palabras, sin textos decorados ¡Él conoce hasta mis pensamientos! Después de un tiempo en su presencia, salgo renovada, más fuerte, más lleve, más sana por dentro y por fuera. Y salgo segura de que Él va conmigo cuidándome, protegiéndome, llenándome de su amor.

Es una experiencia muy fuerte y real, te reto a que la busques para ti también. Seguro que Él ya te ha llamado una y otra vez, a lo mejor tú no prestaste oídos, pon atención a su llamado y ve con Él. No querrás salir nunca más de Su presencia.

¡FELIZ DÍA DEL AMOR Y LA AMISTAD!

Os dejo algunas ideas de manualidades para este día. Haz clic en la foto y vas directo al enlace de origen.























No hay comentarios: