martes, 10 de septiembre de 2013

Pasos bebé hacia la organización 2

Hoy quisiera una vez más compartir lo que he estado aprendiendo estos días.  Hay algo de filosofía y una técnica muy práctica.

Yo muchas vezes he reclamado de no tener tiempo.  Quizás por mi perfeccionismo unido al tiempo limitado, muchas veces he preferido ni empezar una tarea.

Foto: Pinterest


Todos tenemos el mismo número de horas.  Nos cabe a cada una de nosotras ser proactiva en la manera de pensar y utilizar el tiempo.

Primeramente, ¡abajo al perfeccionismo!  Está bien hacer las cosas con diligencia buscando el mejor resultado.  No está bien dejar de hacer algo porque no seremos capaces de alcanzar la perfección.  Estoy hablando a mi misma.

Otra cosa en la que he estado pensando y tratando de tener un cambio de chip.  La Sra. FlyLady siempre nos dice que nunca nos sintamos atrasadas, sino, que empecemos donde estamos, y que miremos hacia delante, no hacia atrás.  Es una manera positiva de hablar a una misma.

Foto: Pinterest


Otra manera positiva es mirar las tareas del hogar tan rutinarias por lo que representan.  El tener platos y ollas para lavar después de una comida representa ¡que tenemos lo que comer!  El hecho de tener interminables coladas de ropa para lavar significa ¡que tenemos lo que vestir!  La desorganización del lunes por la mañana representa que tenemos un hogar donde uno puede relajarse, divertirse y compartir con otros durante el fin de semana.  Si cambiamos nuestro corazón desde una actitud de resentimiento a una actitud de agradecimiento, todo nos parecerá más gratificante.  Bueno, ¡estoy en ello!!!

15 MINUTOS QUE ESTÁN CAMBIANDO MI VIDA

Sí, así de radical.  Una de las técnicas que utiliza la Sra. FlyLady es que trabajemos en etapas de 15 minutos.  En la verdad, ¡nos recomienda que tengamos un cronómetro! Puede parecer raro pero os garantizo que funciona, por lo menos en mi experiencia.

Si tienes una tarea o dos, y te sientes abrumada, no sabiendo dónde empezar, hazlo en etapas de 15 minutos.

Imagínate que tu cocina y salón necesitan atención.  Pon el cronómetro para la cocina, haz todo lo que puedas en 15 minutos.  Déjalo todo, vete al salón y otra vez pon el cronómetro.  Otros 15 minutos ahora en el salón.  A la mejor es todo lo que hacía falta, si no puedes repetir la secuencia.  ¿Por qué funciona?

1) Todos podemos hacer algo por 15 minutos sin aburrirnos o sentirnos abrumados.  Hay un final a vista y eso nos tranquiliza.

2) Me encuentro muchas veces haciendo todo más rápido para hacer más y más en los 15 minutitos.

3) A veces el trabajo parece ser más intenso de lo que de verdad es.  Te sorprenderás al ver que muchas de las tareas no llevan más que 15 minutos.

4) El hecho de cronometrar los 15 minutos, ayuda a enfocar.  Es algo muy importante para personas que como yo, tienen dificultad en ello.

5) Puede que termines el trabajo en dos espacios de tiempo de 15 minutos, o puede que no.  No te martirices.  Mañana puedes continuar.   No te olvides de al rato cronometrar 15 minutos para el descanso.

5) Estos 15 minutos también cronometrados me permiten descansar tomando un cafe o un refresco, sin sentirme culpable.

Os garantizo, la técnica de los 15 minutos me están cambiando la vida y a la mejor os puede ayudar en algo.

En la semana que viene comparto el último artículo de esta serie, aún que hay tanto más que compartir.  Si te interesa este tema y gustaría aprender más sobre Fly Lady, escríbenos en la página de Facebook.  Para ir a nuestra página pincha aquí y deja tu comentario.  Os agradezco la participación.

" ... hay un tiempo para todo ..."  Eclesiastes 3:3


No hay comentarios: